De Todooo Leccion 2


Toda creación está regida o gobernada por leyes. Por ejemplo, Isaac Newton descubrió “La ley de la gravedad” y esta ley dice, que todo lo que sube, tiende a bajar; y que hay una fuerza de atracción en la tierra. Tenemos también “La ley de la genética y reproducción” cada ser vivo, engendra exactamente de acuerdo a su propia especie y naturaleza. Incluso, nuestra vida física como personas, está regida por leyes, una de ellas, son “Las leyes sanitarias”; si se observan y se guardan, entonces como consecuencia, el cuerpo físico tendrá mayores oportunidades de mantenerse sano. Así que, al observar y guardar las leyes impuestas por Dios, ello lleva a tener una consecuencia benéfica, o atraen las bendiciones de Dios. “La ley de Jehová es perfecta” Salmo 19:7 LEY Hebreo: Toráh 8451 DE TODOOOOO Parte 2 2 Significa: Precepto o estatuto, especialmente el Decálogo o Pentateuco; derecho, dirección, enseñanza legal, ley. PERFECTA Hebreo: tamím 8549 Significa: Entero; integridad; verdad; sin defecto, perfección, perfecto, recto, sin tacha. Ella es perfecta en Su diseño, y en el propósito para lo cual es establecida; las leyes fueron impuestas para el bien de la creación, y entre ella, está la vida de los seres humanos. Veamos entonces el consejo de Dios al respecto. “Y será que, si oyeres diligentemente la voz de Jehová tu Dios, para guardar, para poner por obra todos Sus Mandamientos.... Vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán... Deuteronomio 28:1-2 Existe una gran diversidad de leyes o mandamientos que Dios estableció en Su Palabra en relación a singulares motivos y propósitos. Uno de ellos en particular, es el tema acerca de “la ley los diezmos”. Entonces veamos las singulares bendiciones que Dios ha prometido a aquellos que oyen, guardan y ponen por obra esta ley. “Traed todos los diezmos al alfolí.. Y probadme ahora en esto, dice Jehová si no os abriré las ventanas de los cielos, y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.” Malaquías 3:10 Dios estableció “La ley de los diezmos”, la ley de la décima parte o el 10% de las utilidades, los cuales deben ser llevados al alfolí o iglesia donde se congrega la persona. El observar, el guardar y poner por obra esa ley, genera como consecuencia la atracción de las ricas bendiciones que Dios prometió al respecto: “Abriré las ventanas de los cielos, y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo