El Bautismo en Agua


La divina y perfecta voluntad de Dios, es llevar a cada individuo hasta una relación completa con El mismo. Esta íntima y armoniosa unión con Dios, se logra a medida que se crece y madura en la Estatura espiritual de Jesucristo. “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la edad de la plenitud de Cristo, crezcamos en todas las cosas en Aquel que es la cabeza a saber, Cristo” Efesios 4:13-15 Cada individuo obtuvo de Dios, la capacidad de crecer, madurar y reflejar la totalidad de la Estatura de Jesucristo, sin embargo, no toda persona escoge crecer en toda la Estatura de Cristo, ni escoge usar todo ese potencial. SUMERGIDOS 2 Sería injusto de parte de Dios, pedirnos que crezcamos en la Estatura de Jesucristo si no hubiera El provisto los medios y recursos necesarios para lograrlo. Entonces, Dios en Su sabiduría proyectó un Plan Maestro para la vida de los creyentes que buscan crecer o madurar espiritualmente, y en ese Plan, hay 3 pasos fundamentales (o como ya lo hemos mencionado en la Lección No. 7, hay 3 Fundamentos) que el creyente tienen que dar para edificar su edificio o vida espiritual. El Primer Paso o Fundamento es: ACEPTAR A JESUCRISTO COMO NUESTRO SALVADOR PERSONAL. Aquí recibimos por fe, y como un don, Su Sangre Redentora y no hay forma de crecer o de dar los siguientes pasos sin dar primero éste. Dios no acepta ninguna entrega u obra, sin la Sangre de Cristo. Entonces que quede bien claro, en este primer paso o fundamento, se recibe por don, la Sangre espiritual de Cristo. Así que, se debe tener la seguridad de la salvación de la condenación. No se puede esperar aspirar a crecer en Cristo sin este primer paso, que es Invitar a Jesús a que entre en el corazón, y recibirle como Salvador. “El que en él cree (le recibe), no es condenado más el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del Unigénito Hijo de Dios” Juan 3:18 Entonces ahora estamos aprendiendo acerca del Tercer Paso que tienen que ver con el “ser sumergidos en las Aguas del Bautismo” entonces debo hacerme estas preguntas ¿tengo la seguridad de que si muero en este momento iré al cielo aunque mis obras o hechos no son muy buenas? O ¿acaso no tengo la seguridad de adónde iría si muriere hoy? Si por alguna razón en este momento, tengo dudas o titubeos en relación a mi salvación, entonces será bueno repasar la Lección No. 1.



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo