El Pequeño Paso



PEQUEÑO PASO Padres de familia (que tienen bebés recién nacidos)…. Este momento es muy importante para que sus hijos recién nacidos, den “el pequeño paso” para iniciar la carrera de las mil millas que han de transitar en su vida; lo que usted decide hoy, influirá en la posición que tendrán sus hijos en los próximos diez, veinte, treinta o cuarenta años. Sin duda, la vida es un proceso de edificación, de construcción; y las decisiones que usted tome en relación a sus pequeños hijos, afectarán su posición del mañana. No ignoremos, que las elecciones de hoy generan los resultados del futuro. Se puede ignorar ciertos principios sobre los cuales se fundamentan las mil millas que los hijos han de caminar; o incluso, ser indiferentes, desidiosos, o tardos para acatarlos, pero tarde o temprano se estarán manifestando sus consecuencias no favorables. Por lo tanto….. La diferencia del mañana estriba en la buena decisión de hoy. Entonces… el pequeño paso que los recién nacidos deben dar y en el que se involucra la decisión de sus padres, es “Presentarlos delante de Dios” en el templo. EL PEQUEÑO PASO 2 El Niño Jesús, recién nacido cumplió en su vida esta Ley o Principio. “Y como se cumplieron los días de la purificación de ella (María), conforme a la ley de Moisés, le trajeron (a Jesús) a Jerusalem para presentarle al Señor” Lucas 2:22 Levítico Cap. 12 Menciona que la presentación, era a los cuarenta días después del nacimiento. Como vemos, la presentación tiene un gran valor tan solo por el hecho de estar asentada en las Sagradas Escrituras por mandato del Dios Altísimo. La presentación marca una diferencia entre estar dentro o estar fuera de la familia del Señor; esta diferencia cumple una función muy importante, que es la de situar al recién nacido en una posición única delante de Todopoderoso. No estar presentado es pues, ser uno más de las multitudes ordinarias… La presentación en el templo, hace diferencia entre un recién nacido y otro. Éxodo 11:7 Al dar este “pequeño paso” es abastecido con una serie de bendiciones y recursos para caminar las mil millas de la carrera de su vida. La esencia de la presentación consiste en el paso de la vida "natural" a una vida espiritual cristiana, caracterizada por la experiencia de lo sagrado y el contacto con ello. La presentación no es solo una ceremonia momentánea y ocasional, mas bien, se considera como el inicio del nacimiento de un principio espiritual; y como añadidura, las bendiciones y recursos obtenidos trascenderán en su vida física natural, si el niño es instruido, conducido y se mantiene dentro de las Normas y Leyes del Señor. Además…. La presentación acarrea la transmisión de una influencia espiritual, que “liga” efectivamente al recién nacido a una dimensión espiritual proveniente de nuestro Padre Celestial.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo