El Silencio de Dios


…EL SILENCIO DE DIOS… EN LA BIBLIA… DE MALAQUÍAS A MATEO PASARON UNOS 400 AÑOS Y DIOS GUARDÓ SILENCIO. Durante este periodo de tiempo, Israel se encontró bajo el dominio de la gran potencia mundial de aquella época, el imperio persa y medo-persa. El Imperio Persa en la actualidad: India, Afganistán, Irán, Parte del Turquestán, Irak, los emiratos del Golfo Pérsico, Egipto, Israel, Líbano, Jordania, Arabia, Turquía, Armenia y parte de Grecia actual. En el templo en Jerusalém, la línea de Aarón seguía adorando y cumpliendo los rituales sagrados, como les había ordenado que hiciese la ley de Moisés. Pero solo eran esos: Rituales sagrados para ellos, pero sin la Presencia ni la Voz de Dios. Al inicio del Nuevo Testamento en el libro de Mateo, se observa un ambiente diferente; como si fuese un mundo distinto. En ese entonces, Roma era el poder dominante en la región, y las legiones romanas se habían extendido por todo lo ancho y largo del mundo civilizado. En los tiempos de Mateo, los judíos no lograron recuperar su soberanía; en esos días hubo un rey que ocupaba el trono, este rey era descendiente de Esaú en lugar de serlo de Jacob, y su nombre era Herodes el Grande. EL SILENCIO DE DIOS - 2 - Los sumos sacerdotes en esa época; la autoridad religiosa en la nación no eran descendientes pertenecientes a la línea de Aarón. Más bien eran sacerdotes contratados para los cuales su puesto se debía al patrocinio político. El templo seguía siendo el centro de la adoración judía. En ese tiempo sin la manifestación de la Presencia y Voz de Dios, entre los israelitas, se repitió la condición que la Biblia registra al final de los tiempos de los jueces. En estos días no había rey en Israel: cada uno hacía lo recto delante de sus ojos. Jueces 21:25 Y levantóse después de ellos otra generación, que no conocían a Jehová, ni la obra que él había hecho por Israel. Jueces 2:10



3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo