Jerusalem Jerusalem que matas a los Profetas


JERUSALÉM… JERUSALÉM “Ay de la ciudad ensuciada y contaminada y opresora! No escuchó la voz, ni recibió la disciplina: no se confió en Jehová, no se acercó á su Dios. Sus príncipes en medio de (Inglés: within Hebreo: quereb 7130) ella son leones bramadores: sus jueces, lobos de tarde que no dejan hueso para la mañana: Sus profetas, livianos, hombres prevaricadores: sus sacerdotes contaminaron el santuario, falsearon la ley. Jehová justo en medio de (Inglés: midst Hebreo: quereb 7130) ella (en el futuro)..” Sofonías 3:1-6 EN MEDIO DE… Hebreo: quereb o kereb 7130 Significa: Una cavidad, un espacio hueco como el de una vasija o taza, seno, vientre. El centro de, en medio de, entrañas, mente, corazón, intestinos, la parte central. Ofrecerse, dar, obsequiar, regalar, acompañar, estar a la mano, amistoso, estar dispuesto, juntarse con un propósito e intención. Esta es una de las varias palabras Hebreas para corazón Entonces.... este pues, es el original corazón bendecidor***... el que favorece a los demás, los beneficia... es generoso, liberal y agradecido, y se ubica en las entrañas, en el área de los intestinos o en el vientre. LA VIEJA CIUDAD DE JERUSALÉM 2 Veamos la condición o naturaleza de esa ciudad mencionada, que no se refiere a otra ciudad más que a la Vieja Ciudad de Jerusalém. Sofonías 3:14-16, y la cual va ser restaurada, y Dios va apartar Sus Juicios de sobre ella. ENSUCIADA Hebreo: mará 4784 Significa: Hacer amargo o desagradable; desobedecer; rebelarse o resistirse; provocar, amargura, cambiar, desleal, enojar, irritar, provocar, rebelarse, rebelde. CONTAMINADA Hebreo: ga´al 1351 Da la idea de repudiar; ensuciar; profanar; contaminar, deshonrar, excluir, inmundo, manchar, afear. OPRESORA Hebreo: yanáh 3238 Ser violento; maltratar; echar, engañar, defraudar, despojar, destructor, destruir, opresor, oprimir. Claro, aquí Dios se refiere a esa Vieja Ciudad de Jerusalém, y de manera especial a aquellos de sus habitantes que eran la parte influyente y tenían una posición privilegiada en cuanto a los destinos de la ciudad; nos referimos a los sacerdotes, a los fariseos, a los maestros de la Ley, y escribas de Jerusalém, los cuales fueron determinantes para rechazar, apedrear, y matar a los enviados por el Dios Altísimo. “Jerusalem, Jerusalem, que matas á los profetas, y apedreas á los que son enviados á ti! cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo de las alas, y no quisiste! Mateo 23:37 Claro, también hubo un grupo de gentes que eran parte preferencialmente del populacho de esa Ciudad, y que si recibieron a Jesús: “Hosanna! Bendito el que viene en el nombre del Señor. Bendito el reino de nuestro padre David que viene: Hosanna en las alturas” Marcos 11:9-10 Pues bien, estos hechos ocurrieron en Israel, hace aproximadamente unos dos mil años; pero dice la Escritura:



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo