La Mente Decididora Lección 1


El éxito de nuestra vida personal como cristianos, se establece en el hecho de tener el Desarrollo Moral o Práctica de la Palabra de Dios que hemos aprendido. Mientras no nos dediquemos a trabajar con la naturaleza pecaminosa de cada una de nuestras Dieciséis pequeñas Mentes, Capacidades, o Mecanismos de la Mente a través de una santificación y limpieza por medio de la Sangre de Jesucristo, no lograremos llegar a ser los cristianos ejemplares que deseamos. Es verdad, a fuerza de voluntad, podemos contrarrestar muchas de nuestras actitudes, reacciones y hábitos de hablar que no son como los del Señor; más sin embargo, la fuerza de voluntad no garantiza un cambio radical y definitivo en nuestra manera de ser. La única garantía de ello, es que busquemos cada día una restauración o transformación de nuestra vieja naturaleza por medio de los recursos que Dios nos dá para ello. ¡¡ Que valioso momento, cuando descubrimos, qué MENTE es la que está GENERANDO o PRODUCIENDO tantos problemas!! Cuando lo LA MENTE O CAPACIDAD DECIDIDORA 2 sabemos en el tiempo de Dios y empezamos a trabajar al respecto….. Entonces una diversidad de problemas terminarán en nuestra vida. Estudiemos un poco acerca de nuestra MENTE O CAPACIDAD IM o AMAM. ¿Ha de ser eso según tu MENTE? El retribuirá, ora REHUSES, ora ACEPTES, y no yo: Di si o no, lo que tú sabes. Job. 34:33 Para la palabra MENTE, precisamente se usa la palabra Hebrea: IM o también AMAM. Si se tiene la Concordancia James Strong, busquemos la palabra número 5973 (IM) o 6004 (AMAM) en el Diccionario Hebreo - Caldeo de dicha Concordancia. IM y AMAN Significan: Acompañar; igualar con; al lado de; a favor; asociar; convenir; mezclar algo y cubrir; aglomerarse; ocultar; esconder; empañar; mente. La Mente Im o Amam es la Decididora; ella elige o escoge “aceptar o rechazar”. ella tiene esta capacidad o ministerio: “decide aceptar o rehusar”. Es vital el trabajo de esta mente. La Mente Im o Decididora, es como la puerta o la entrada a nuestra voluntad; nada puede entrar ni afectar nuestra vida si no es solo por medio de nuestra Mente Decididora. Comparemos nuestra vida entera a un vaso o frasco vacio; entonces, nuestra Mente Im o Decididora es como la tapa de entrada. Lo que nuestra Mente Decididora permite aceptar o rechazar, eso tendremos en nuestra vida diaria. Ella influencia sobre el mover de los pensamientos, actitudes, reacciones, palabras y acciones. Si cada mañana, nuestra Mente Im se abre para aceptar la Presencia de Dios y Su Unción, si ella acepta el Pan o Carne de la Palabra de Dios antes que tener contacto con el mundo exterior; entonces la salud espiritual estará asegurada para ese día. Si nuestra Mente Im, decide invocar y clamar la



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo