La Mente Reconocedora


LA MENTE RECONOCEDORA MADDÁ “Y a estos cuatro muchachos dióles Dios conocimiento (maddá) e inteligencia (sekel o sakál) en todas letras (séfer) y ciencia (kjokmá): más Daniel tuvo entendimiento (bín) de toda visión y sueños.” Daniel 1:17 CONOCIMIENTO. Hebreo: . maddá 4093 (Concordancia Strong) Significa: Reconocer a alguien; estar familiarizado íntimamente con algo o alguien; mente; saber; discernir; estar consciente; conocimiento y ser sabedor, conocer, distinguir, experimentar, percibir. Dios dio a los cuatro jóvenes Hebreos una Mente Conocedora o Reconocedora Maddá en condiciones óptimas como para que fueran eruditos en las letras y en la ciencia. Es verdad, todo hombre recibió de parte de Dios una Mente o Capacidad Maddá cuando fue formado a Imagen y Semejanza del Creador. Más sin embargo, el pecado corrompió y ensució esa Mente o Capacidad Reconocedora Maddá, su funcionamiento se degradó. Hoy esa mente trabaja de una manera dual o mixta; su ministerio es de suma importancia en la vida del ser humano, pues el hombre natural no cristiano, no sabe LA MENTE RECONOCEDORA MADDÁ 2 discernir o reconocer en cierta medida lo bueno de lo malo. En los cristianos hay un funcionamiento dual o mixto. ¿Para que fue dada la Mente Conocedora Maddá? “El buey conoce (yaddá 3045, relac. con maddá 4093) a su dueño, y el asno el pesebre de su señor: Israel no conoce, mi pueblo no tiene entendimiento” Isaías 1:3 Cuando Dios creo al hombre, esta Mente Maddá le fue dada como un Mecanismo o Capacidad para que Conociera siempre a su Amo, Dueño y Señor. Ella debía funcionar para que el ser humano supiera, conociera, y estuviera consciente de la posición del Creador. Para ejemplificar el funcionamiento de la Mente o Capacidad Maddá, podemos pensar en el sistema de una computadora; en el CPU hay un mecanismo interno que determina si acepta o rechaza un nuevo ratón, un nuevo teclado o la impresora. Hay un mecanismo encargado de Reconocer o rechazar los nuevos aditamentos tanto internos como externos a instalar. O también podemos tomar como ejemplo un “detector láser”. Es precisamente lo que hace la Mente Maddá, originalmente fue creada para reconocer y discernir lo que es santo, justo, amable, pacífico, y todo lo digno de alabanza. El pecado hizo su funcionamiento defectuoso, de tal manera que en su condición pecaminosa no sabe distinguir en muchos casos lo bueno de lo malo. “...para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio”. Levítico 10:10 Esta Mente Maddá en su condición dual o mixta (justa e injusta), funciona y a la vez reconoce y acepta una mezcla de “Amor” y “Odio”. El amor y el odio dentro del hombre están fundamentados en el mal funcionamiento del mecanismo Maddá del ser interno. Cualquier cosa que



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo