La Yod del Nombre de Jehova


LA YOD DEL NOMBRE DE JEHOVÁ La Yod, es la letra inicial del Nombre de Jehová. En hebreo se escribe y se lee de derecha a izquierda. La Yod Es la letra más pequeña de las 22 del Alfabeto Hebreo. Las 22 letras del Alfabeto Hebreo, las encontramos a través de todo el Salmo 119, cada conjunto de 10 o 12 versículos está separado por una de esas letras. La Yod la encontramos al inicio de verso 73 del Salmo 119. Significa: Mano abierta indicando poder, dirección, anchuroso, bastante, conducto, hechos, servicio, consagrar, disposición, dominio, poder, fuerza, generosidad, laborioso, mando, servicio. La Yod habla de una mano abierta, no cerrada. Se dice que simboliza la humildad por ser la letra más pequeña. Para los hebreos la letra Yod significa la llama diminuta; el elemento, o el átomo de las demás letras o consonantes. Sin la Yod, no existe posibilidad alguna para conocer o experimentar la naturaleza de Jehová, el Padre. La Yod es el principio del Nombre. LA YOD DEL NOMBRE DE JEHOVÁ 2 Israel, comienza con la letra del Alfabeto Hebreo más pequeña, la Yod, Yisrael; pero termina con la letra Lamed que es la más grande del Alfabeto Hebreo; tiene un comienzo pequeñito, pero termina con grandeza. El comienzo de Dios para todas las cosas verdaderas y eternas, inicia con algo pequeñito, simple y sencillo pero el final es grande y extraordinario. Mas entre vosotros no será así; sino el que quisiere entre vosotros hacerse grande, será vuestro servidor. Mateo 20:26 “Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos…” Hechos 17:28 ¡Dios es la Fuente de la Vida… De Él mana la Vida, la Existencia, la Vitalidad y Soplo que da origen a todo elemento de donde se genera todo tipo de vida! ¡Dios es la esencia, la fuerza y elemento vital de nuestra existencia…. Y la letra Yod, es el comienzo de todo ello. Entonces, erradiquemos de nosotros una vida cristiana en la cual tengamos a Dios solo como un complemento, o algo que acompaña nuestra vida. Y si en Él vivimos, nos movemos y somos.. Entonces ¿Cómo estamos viviendo nuestra vida para Él?. Acaso de manera inversa, ¿Solo llevamos una vida diminuta o pequeña en nuestra entrega a Él, y para todo lo que es verdadero?. ¿Solo damos pequeños periodos de tiempo para asistir a la iglesia; pequeños esfuerzos para apoyar la obra de evangelismo y para apoyar en el trabajo de expansión de la iglesia? ¿Solo damos breves y fugaces tiempos para orar y estudiar la Palabra? o ¿Solo damos un mínimo testimonio de que somos cristianos?. ¿Somos generosos para apoyar financieramente la obra de Dios?. La emoción y el gozo del alma que se ha humillado a sí misma ante Dios, radica en el hacer Su voluntad y no en hacer cualquier otra cosa. Nunca olvidemos: Vivimos tiempos Mega… Macro… Gigante…. Súper…. Maxi… en todos los aspectos de la vida; sin embargo, cuando se trata de las cosas de Dios y de una consagración a Él, entonces se manifiesta una condición pequeña, diminuta y mezquina.


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo