Línea Directa Léccion 1


Existe una diversidad de Escrituras que están establecidas como mandamientos de Dios en relación a la oración: Las terminaciones “ad” “ed” “id”; están en un modo gramatical imperativo. El modo imperativo es empleado en numerosas lenguas para expresar mandatos, órdenes o solicitudes. Orad sin cesar, orar en todo tiempo y en todo lugar, se deben atender y obedecer como mandamientos de Dios. La oración produce una fuerza espiritual invisible efectiva y milagrosa. La oración es una poderosa fuerza que rige la vida del orador; genera y regula los procesos en los diversos aspectos de la vida de la persona. En este mismo momento la oración, o la falta de ella, está ocasionando que se obtengan los resultados que se tienen en la vida de la persona, ya sea que gusten o no. Sus efectos los experimentamos a diario; somos afectados por la fuerza espiritual de la oración, o la falta de ella. Sin embargo, para entender uno de los poderosos hilos de Verdad aplicados a la oración incesante que se menciona en la Palabra de Dios, LINEA DIRECTA Serie: La oración parte 1 2 tomaremos como ejemplo un principio aplicado en el mundo natural y científico. La muerte y la vida están en el poder de la lengua. Proverbios 18:21 Muerte Hebreo: mávet 4194 Significa: Muerte, pestilencia, ruina, consumir, perecer. Vida Hebreo: Kjai o Jai 2416 Significa: Vida; fresco; vigor, fuerte; corriente, ser viviente, salvar, sanar, vivificar, embravecer, torbellino, reanimar, resucitar, revivir. Activo, sensible, despierto, mantenerse en vigor, rebosante, (agua) dulce, (viento) recio. Anhelo, alegre, regocijo, divertirse. Rápido, veloz, ágil, continuo, funcionando, moverse, brotar. Es energía viva e inteligente; es la capacidad y vitalidad para pensar, sentir, hablar, y actuar. Del uso correcto o incorrecto de la lengua, se genera, la bendición o la maldición, el bien o el mal, el bienestar o la ruina; Dios dice, que la vida (bendición) y la muerte (maldición) están en el poder de la lengua. Por tanto, tenemos hoy, una humanidad “atrapada por los efectos o consecuencias de sus propios dichos. Son pocos los que se están acarreando el bienestar y la bendición por medio de la oración; también son pocos los que usan su lengua para todo aquello que es verdadero, honesto, justo, puro, amable, y virtuoso. Sabemos que nuestras palabras producen ondas sonoras de energía; las cuales, aunque no las percibimos u oímos, ellas emanan o brotan de nuestra boca y lengua. Esas ondas de sonido vibran, se expanden y viajan; pensemos en una piedra lanzada en agua tranquila; se observa que a partir del lugar en donde la piedra choca o impacta con el agua, se producen pequeñas ondas que van extendiéndose y a la vez van viajando. En este hilo de Verdad en relación a la oración; se produce el mismo fenómeno y efecto al pronunciar palabras por medio de la oración. Las palabras en oración se mueven y viajan siempre en un movimiento continuo afectando primero al que ora, luego todo lo que se cruza a su paso en su veloz carrera; y además a la persona por quien se ora aunque LINEA DIRECTA Serie: La oración parte 1 3 esté a distancia. Por este motivo la Palabra de Dios menciona: Sus Obras con Ellos Siguen. Apocalipsis 14:13 Un ejemplo típico de este fenómeno es el “eco” oído a distancia y producido por las palabras. Otro ejemplo: son los casos en que cuando hay una explosión, las ondas expansivas de energía y sonido producidas por el estruendo, rompen vidrios e incluso lanza o dispara a distancia lo que se encuentre a su paso. Otro ejemplo, es el funcionamiento de un teléfono celular; primero se activa el aparato, se marca el número elegido, se da un click, y al instante se dispara un rayo de energía que se dirige a la torre más cercana, enseguida es disparada al satélite; del satélite sale disparada a la torre más cercana en donde se encuentra el celular que se marcó y casi al instante, es respondida la llamada aunque el receptor se encuentre a cientos de kilómetros de distancia, todo este efecto se efectúa en cuestión de segundos. Sin duda, es poderosa y asombrosa la fuerza de la energía. Así es exactamente con la oración, sus efectos son poderosos, efectivos e instantáneos.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo