Línea Directa Léccion 3


La voluntad de Dios, divina y perfecta, es llevar a cada individuo hasta una relación completa y profundamente satisfactoria con El mismo. Esta íntima y armoniosa asociación con Dios, se logra a medida que uno crece y madura en la estatura espiritual del Hijo de Dios, Jesucristo. “...crezcamos en todas cosas en aquel que es la cabeza á saber, Cristo” Efesios 4:15 Sería injusto por parte de Dios decirnos que crezcamos en la estatura de Jesucristo, si no hubiera provisto los medios o recursos para hacerlo, y los dos recursos básicos para lograrlo, son la Palabra de Dios, y la Oración. De manera ilustrativa, en nuestro crecimiento espiritual, la Palabra de Dios forma la estructura ósea o los huesos, y la oración forma el sistema muscular que cubrirá esos huesos. Hablemos ahora un poco más acerca de la diversidad de principios que encontramos en la oración ¿En qué tipos pudiéramos clasificar la oración? LÍNEA DIRECTA… Parte 3 2 Existen muchos, entre los cuales podríamos enumerar los siguientes: Oración de rendición; de adoración; de angustia; aflicción; de confianza; de gozo; de arrepentimiento; amor; de deseo por, acciones de gracias; santificación y limpieza; de guerra, de liberación; de consulta sobre la voluntad de Dios, etc. Sin duda en relación al tema, existe una diversidad o variedad de tipos y motivos de oración. Descubramos algo de esa diversidad de oraciones al considerar algunas palabras Hebreas para oración. Palabras de la Concordancia James Strong en Español. Los breves comentarios de cada tipo de Oración son fundamentados en lo que dicen las Escrituras anotadas para cada ocasión.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo