Mecanismos de la Mente Lección 3


MECANISMOS DE LA MENTE HUMANA (Resumen)… PARTE 3 Si habláramos de “Mecánica Automotriz”... En ocasiones, podríamos comparar nuestra vida sentimental y emocional como cuando un automóvil manifiesta fallas, desperfectos o anomalías en su funcionamiento. ¿No es verdad que en la vida diaria, emocional, sentimental y espiritual se experimentan algunos síntomas personales, tales como la baja de energía o ánimo; hay tiempo en se despide un notable humor negro, o un olor depresivo o de tristeza que otros perciben fácilmente; o bien, una manifestación muy sensible en los sentimientos; o una experiencia de soledad, y esto, aunque se esté rodeado de los miembros de la familia?. Pues bien, en la manifestación de las fallas, desperfectos o deterioros Automotrices, se tiene que recurrir al mecánico experto, el cual hará un diagnóstico en base a las reacciones en el funcionamiento del auto. MECANISMOS DE LA MENTE- RESUMEN Parte 3 2 El experto mecánico, no dirá: “Bueno, pues vamos a desarmar el automóvil para ver que le encontramos”... Más bien, por medio de su vasta experiencia revisará los códigos de la computadora del auto y checar los diversos sistemas de funcionamiento. Como personas, Dios puso en nosotros, una gran diversidad de componentes y mecanismos de donde se genera y fluye la capacidad, la “energía” y la “vitalidad” de sentir, de pensar, de desear, de razonar, hablar y accionar de manera óptima. Sin embargo, un día todos esos mecanismos y capacidades sufrieron un daño aparentemente irreversible. Sin embargo, el Creador, Aquel que nos creó, nos formó e hizo, tiene toda la experiencia para reparar los daños. Dios desea que crezcamos y nos prestemos a un constante y arduo trabajo diario de reparación de nuestras fallas o deterioros. Por lo tanto, debemos tomar tiempo para aprender y estudiar la Palabra de Dios para poder detectar de manera precisa y singular nuestras fallas. Qué importante es detectar las fallas que manifiesta nuestra vida y que en muchos casos generan patrones de procederes, o una conducta impropia. No se trata de ir delante de Dios y decirle solamente: “Señor cámbiame”. Esto no es así, se debe expresar al menos un por menor de la falla que está manifestándose. Así es la vida espiritual, al ir delante de Dios debemos como cristianos maduros expresarle en oración de manera singular acerca de la falla que hemos estado viendo en nuestra vida. Sigamos aprendiendo de las 16 mentes, sus características y funciones.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo