Origen del Enojo


Son muchos los aspectos que se saben de la compleja e integral composición del ser humano, pero queda un mundo aún más por descubrir. Sin duda, esa compleja composición está saturada de misterios, incógnitas y aspectos escondidos. Pero ¿Quién tiene la respuesta a todas estas preguntas?. Para descubrir el origen del hombre y su composición, necesitamos volvernos a la Palabra de Dios, la Biblia, la cual da la respuesta a todas estas interrogantes. Hoy aprendamos unos pocos destellos de verdad en relación al origen del enojo, un elemento presente en la vida del ser humano. Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fué el hombre en alma viviente. Génesis 2:7 Soplo Hebreo: Neshamá 5397 Significa: Resoplido, viento, furia o aliento vital, inspiración divina, intelecto, alma, espíritu, hálito, respirar, resollar, soplo, un soplido de viento, vida, mente, subir, levantar, succionar, beber con ansiedad, inteligencia, enojo, jadear, anhelar. ORIGEN DEL ENOJO 2 Ciertamente espíritu hay en el hombre… Job 32:8 Espíritu Hebreo: rúakj o Rooakh 7307 Significa: Espíritu, viento, aliento, hálito, aire, soplo, mente, inteligencia, conmover, coraje, tempestuoso, valor, ánimo, avivar, refrescar, brío. Ciertamente, de Dios el Creador surgió el soplo de vida neshamá y el espíritu rúakj del hombre. Ambas palabras Hebreas entre sus significados contienen aspectos de verdad acerca del origen del enojo que consideramos en esta ocasión. En el principio, el hombre fue creado a Imagen y Semejanza de Dios, pero poco le duró esta hermosa condición; pronto en corrompió dicha Imagen y Semejanza a causa del pecado. Dios en un principio puso en el hombre parte de Su enojo puro. El hombre hoy, solo conserva “micro destellos” de aquella herencia que un día fue conforme a la naturaleza de Dios. Eso nos permite saber que la forma pura del enojo, es hallada en Dios Mismo. “Empero él misericordioso, perdonaba la maldad y no los destruía. Y abundó para apartar su ira (af), y no despertó todo su enojo (kjemá).” Salmo 78:38 Ira Hebreo: af 639 Significa: Respiración agitada por la pasión, ira, airar, aliento, enojo, furor, saña. Enojo Hebreo: kjemá o jamah 2534 Significa: Calor, ardor, enojo, furia, furor, indignación, estar caliente, celo, enfurecer. Mas Jehová Dios es la verdad; él es Dios vivo y Rey eterno: á su ira (quétsef) tiembla la tierra, y las gentes no pueden sufrir su saña (záam). Jeremías 10:10 Ira Hebreo: quétsef 7110 Significa: Astilla (por cortada), cólera, enojo, como espuma, estar airado, furor, indignación, ira. Saña Hebreo: zaám 2195



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo