Palabras Hebreas para Amor


PALABRAS HEBREAS PARA AMOR Porque fuerte es como la muerte el amor; Duro como el sepulcro el celo: Sus brasas, brasas de fuego, Fuerte llama. Cantares 8:6 El amor verdadero, es fuerte como la muerte….. La muerte de manera ilustrativa está relacionada con el amor de acuerdo a la Escritura anotada. Como cristianos, este amor hace perder la sensibilidad, los pensamientos, argumentos y cuestionamientos propios; ellos cesan, mueren, y solo se manifiestan los de Jesús. El amor es como brasas, brasas de fuego, fuerte llama. Es un amor apasionado, encendido, y quemante para buscar y defender la Verdad y la Santidad de Dios. Este amor lo conquista todo, ni las muchas aguas de adversidad y pruebas lo pueden apagar. Nuestro Amo, Dueño y Señor, solo nos pide que: ¡¡Que le amemos, que le amemos de todo nuestro corazón, de toda nuestra alma y con todas nuestras fuerzas, de una manera encendida, intensa, de una manera excesiva (Deuteronomio 6:4-5); que amemos Sus mandamientos (Deuteronomio 11:13); que amemos Su obra… que amemos a nuestros semejantes!! PALABRAS HEBREAS PARA AMOR 2 Vayamos ahora al Original Hebreo, y aprendamos acerca de las diversas palabras Hebreas que se usan para el tema del amor. (Todas las palabras anotadas y sus significados son tomadas de la Concordancia James Strong…. Hebreo- Caldeo y Griego) 1.- AMOR AHAVA 160 Porque fuerte es como la muerte el amor; Duro como el sepulcro el celo: Sus brasas, brasas de fuego, Fuerte llama. Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo ahogarán los ríos. Cantares 8:6-7 Este es amor afectivo, amistoso, amante, es fuerte como la muerte (Cantares 8:7) Este amor produce atracción y unión. Oseas 11:1-4 Ahavá, proviene de la palabra Hav, que significa “dar”. Y la expresión genuina del amor, es dar. Oseas 3:1 Sofonías 3:17 Cantares 2:4 Jeremías 31:3 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito. Juan 3:16 El amor Ahavá produce atracción y unión… El amor Ahavá de Dios, a pesar de las debilidades y pecados del hombre, lo sigue atrayendo día tras día. La obtención de este amor, comienza con una experiencia de atracción que conduce hacia otro, continúa creciendo y expandiéndose hasta que el uno y el ser amado son fuertemente unidos en el proceso de aferrarse uno al otro. Este amor, es un canal de atracción y fuerza. En la medida que se crece en él, se es conducido a ser unido al Señor Jesús en una dimensión superior, alta, y por encima de cualquier sentimiento y emoción; más allá de cualquier pensamiento y deseo ajeno a la naturaleza de Dios. El arma más poderosa que tenemos para lograr un amor de verdad, es la fuerza del dar…. El darle a Jesús: nuestros deseos, nuestro criterio, nuestros pensamientos y argumentos; los deseos y gustos. Muchos creyentes se resisten a darle a Jesús sus propios hábitos, costumbres, actitudes y conducta. Debemos darnos a Él con intensidad, de manera extra, o aportando más



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo