Sus Obras con Ellos Siguen


Todo lo que respira alabe á JAH. Aleluya. Salmo 150:6 Si leemos todo el Salmo 148, nos daremos cuenta que toda la creación es como una sinfonía que alaba a Dios. Alabadle, sol y luna: Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas. La tierra natural, el sol, la luna y todas las estrellas, están acompañadas de escalas o notas musicales, emiten sonidos musicales en su desplazamiento, por ello la Palabra de Dios demanda este tipo de alabanza (Esto lo podemos comprobar al ir a Internet, y en YouTube, escribamos la frase: “El sonido del universo” o “la música de los planetas” y aparecerán algunos sitios en donde se pueden oír estos sonidos). SUS OBRAS CON ELLOS SIGUEN… 2 Nuestra tierra es una fuente natural de ondas de radio de frecuencias audibles. “Las bandas sonoras de la Tierra” producidos por ondas electromagnéticas viajan en forma de haz de ondas. Los diversos tipos de sonidos del universo conjuntados, se convierten como en una gran sinfonía musical. Toda partícula en el universo vibra a determinada frecuencia, a su vez produce o emite un sonido. Entonces… Si vamos al elemento primordial de toda materia, aprendemos que en toda la materia, ya sean cosas animadas o inanimadas, su elemento vital es el átomo; este se compone de neutrones electrones y protones que son partículas de energía eléctrica las cuales están en constante movimiento; este movimiento, produce micro escalas de sonido, o bandas sonoras; y el conjunto de esa inmensidad, originan por así decirlo, una gran sinfonía de alabanza a su Creador. Esto no es ficción, no son principios de ciencias ocultas o solo ciencia humanista; este es un Principio fundamentado en la verdad del Dios Eterno, es por esta razón que Él demanda alabanza de parte de toda Su creación. Hay un mundo invisible e imperceptible que nos rodea y en el cual nos movemos; un mundo el cual nuestra vista y oído físicos no puede percibir, pero que es muy real. Por ejemplo, nuestro organismo está formado por átomos, células, órganos y fluidos vitales; todos ellos en cierta medida poseen un cierto tipo de movimiento, se contraen y se expanden; de todo esto se genera micro niveles o escalas de sonido debido a las vibraciones que se producen. Además, nuestros sentimientos, movimientos, palabras y acciones producen “ondas y vibraciones” y las cuales aunque no las percibamos, ellas surgen y brotan de nuestro cuerpo físico.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo